Según un estudio publicado por la reconocida revista Science, mamíferos de todos los continentes se están volviendo nocturnos por culpa de la actividad humana. Dirigidos por la Universidad de California en Berkeley, los investigadores realizaron un análisis sobre 62 especies de mamíferos en seis continentes, comparando la actividad nocturna de cada especie durante temporadas de perturbación humana como la caza, el senderismo o la agricultura y el desarrollo urbano.

Sobre todo, entre los grandes mamíferos como los ciervos, estos mamíferos han aumentado su actividad nocturna un 68%. Por lo que el estudio supone que la mera presencia humana es identificada como una posibilidad de predación.

Lo que podría ser una respuesta de adaptación de estas especias a la perturbación humana, no es tan sencillo, ya que podría influir en sus ciclos de reproducción, explica Ana Benítez-López, del departamento de Ciencias Ambientales del Institute for Water and Wetland Researchde la Universidad de Radboud. “Con el tiempo, las perturbaciones a largo plazo podrían resultar en una menor adecuación, menor supervivencia de los jóvenes o menores tasas de reproducción, con consecuencias negativas para toda la población.”

Teniendo en cuenta que el 75% de la superficie terrestre está actualmente modificado por la actividad humana, solo quedan las sombras de la noche para muchos animales como zorros, ciervos, jabalíes, y castores.

Fuentes ABC Ciencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *