La primavera llega a la ciudad japonesa de Nikko.

En Japón todo el país celebra el hanami en la primavera. Entre finales de marzo y comienzos de abril, millones de árboles de cerezos florecen tiñendo parques, jardines y calles con los preciosos colores blancos y rosados de la sakura, la flor de cerezo. Es tradición hacer un picnic en medio de los cerezos, y contemplarlos.

Una de las excursiones típicas fuera de la capital Tokio es una ruta de 16 kilómetros que une el pueblo de Utsunomiya y Nikko,recorriendo el Parque Nacional de Nikko entre montañas, cascadas y santuarios. En la época de floración de cerezos, el premio de este bello sendero es admirar los más de 1.500 cerezos en esta ruta.

Editorial G&S – Imagen Pinterest – Fuentes Skyscanner

Landscape and Interior design to Share

#GardensandSecrets

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *