En verano, La Provenza española resplandece en la Alcarria de Castilla La Mancha

A pocos kilómetros de Madrid, más precisamente en la comarca de la Alcarria de Guadalajara en Castilla La Mancha, se extienden unos campos de lavanda que nada tienen que envidiar a la Provenza francesa. Alrededor de la villa amurallada de Brihuega de origen celtibero y declarada Conjunto Histórico Artístico, se extienden 10.000 hectáreas de lavanda, el 10% de la producción mundial.

Es la variedad común de espliego que florece en esta zona cada año en el mes de julio, cuando el color lilas de las flores muestran su esplendor en el atardecer.

Para promocionar el lugar, Brihuega organiza el Festival de la Lavanda desde unos años, entorno a esta planta aromática, con exposiciones de fotos, paseos didácticos o en globos, concursos de repostería de lavanda y conciertos al atardecer en medio de los campos de flores de lavanda.

Aparte del atractivo natural de la región, la ciudad antigua es de gran belleza arquitectónica y además se puede visitar las cuevas árabes del siglo X, o la Real Fábrica de Paños fundada por el rey Fernando VI.

Fuentes Aire Nómada – Editorial Gardens&Secrets

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *